viernes, 23 de octubre de 2015

UN INVENTOR ARRIESGADO

Este no fue famoso como Tesla, Edison o Bell... pero su contribución no fue nada desdeñable:
Nada menos que la TURBINA DE VAPOR, que es la que produce electricidad en las usinas térmicas y nucleares... y por tres cuartos de siglo, la principal planta motriz de los barcos.
Su nombre...

Charles Algernon Parsons


Fue hijo de un famoso astrónomo inglés, y demostró su gran inteligencia y capacidad desde muy joven. Se  recibió de Ingeniero en Cambridge en el año de 1877 y se puso a trabajar en "lo más moderno de esa época": la electricidad, más específicamente , su generación.

El problema de esa época, era que los motores de vapor, si bien ya estaban muy avanzados... prácticamente habían llegado a su límite práctico... y seguian siendo lentos y pesados.

Entonces, a él se le ocurre diseñar su famosa TURBINA, con la que pensaba alcanzar 18.000 rpm. Piensen que eso, es más o menos lo que puede alcanza (y a duras penas... un motor de FORMULA 1de hoy en dia.... y más del triple de lo de cualquier auto de calle!)

La termina en 1884, y la prueba con gran éxito en generación de electricidad: los generadores, pasan a ser sólo una fracción del peso se los anteriores... y su revolución en el campo es tanto o más grande que la de Edison, Tesla o Westinghouse... ya que sin turbina, ninguno de ellos podría haber logrado mover eficientemente sus generadores.

Buscando nuevos empleos para su revolucionario motor, lo ofrece al Almirantazgo británico... que lo mira sin mucho entusiasmo y lo rechaza.

Pero el hombre, decidido, no se rinde: Construye un pequeño barco en 1894, el TURBINIA, y le instala su maquina.

Al principio, fracasa porque debe prácticamente desarrollar toda la ingenieria de navegación de nuevo.. pero pronto lo consigue y logra llegar con él a casi 65 km/hora... aunque les parezca poco... era una velocidad fantástica para la época... ya que en ese entonces NINGUNA NAVE habia logrado siquiera superar los 40 km/hora... ni las más veloces y modernas torpederas, y menos los acorazados.



Va de nuevo al Almirantazgo con  su barquito... pero más o menos lo mismo: lo toman como "una bonita curiosidad"... y nada más.

Entonces toma una arriesgada resolución:
En 1897 se celebra el jubileo de la Reina Victoria... y en su honor, desfila toda la flota británica, con los barcos más modernos y poderosos del planeta!... y en medio del desfile, aparece el TURBINIA: pasa a un lado de los barcos como si estuviesen parados...les comienza a dar vueltas a su alrededor y salen "a capturarlo" los torpederos más rápidos y modernos de la flota... que a su lado, son simples tortugas, y los deja de lado sin esfuerzo siquiera.


Apenas amarra al muelle.. Parsons es detenido "Por faltarle el respeto a la Reina"... Pero la Reina Victoria, que sería vieja pero no tonta.. esa misma tarde lo manda a llevar al palacio... y a boca de jarro le pregunta : "Que motor tiene su barco que es tan rápido?". La anciana reina, se dió cuenta en cinco minutos, de lo que no se dieron cuenta sus almirantes en cinco años: que ese motor podria revolucionar la navegación.

Parsons le cuenta a la reina su invento y su periplo... y sale esa misma tarde del palacio, con la orden de la reina al Almirantazgo que SEA ATENDIDO CUANTO ANTES.

El resto, es cuesta abajo: su motor se impone. Se aplica por primera vez al acorazado Dreadnought, botado en 1906, y  barco tan revolucionario, que  su nombre sigue siendo sinónimo de "barco de guerra" un siglo después: Un acorazado tan veloz, que ni los buques pequeños podian darle caza. Lógicamente, eso no duró demasiado... porque en cinco años, casi no quedarían barcos militares importantes que no tuviesen ese motor..

Y no solo eso... en 1912, se bota el primer barco de pasajeros que lleva una turbina Parsons... EL TITANIC.

 Pero eso, ya es otra historia.


No hay comentarios:

Publicar un comentario